[el blog de como cuando uno suele por tendencia tratar de evitar caerse cuando como por error se tropieza con un borde de esos pequeños y escondidos y uno intenta sortear entonces la caída que le sigue y cuando sabe que no puede esquivar el golpe del piso le toca como girar para caer sobre el brazo protegiendo el pecho o con los brazos primero como queriendo ser fuertes pero el dolor igual se siente y ya cuando uno deja de pensar en cómo recibir el totazo es que se está o sobando o queriendo levantar]

1.12.10

John Jairo Ríos R.

Nadie cantó una canción de cuna al verle por fin su cara, sólo su madre llegó al fa más agudo cuando en la última puja salieron por fin los pies. La primera música de la vida es un dolor disfrazado de ópera.

1 comentario:

  1. Ay, qué dicha de regalo. Va directo para el relicario, :)

    ResponderEliminar