[el blog de como cuando uno suele por tendencia tratar de evitar caerse cuando como por error se tropieza con un borde de esos pequeños y escondidos y uno intenta sortear entonces la caída que le sigue y cuando sabe que no puede esquivar el golpe del piso le toca como girar para caer sobre el brazo protegiendo el pecho o con los brazos primero como queriendo ser fuertes pero el dolor igual se siente y ya cuando uno deja de pensar en cómo recibir el totazo es que se está o sobando o queriendo levantar]

30.11.10

Sebastián Ching.

En la Plaza del Centenario crecieron flores estando enlosado y cementado todo su suelo. Le llamaron maleza y pronto fue de nuevo el cadalso del siglo diecisiete.

28.11.10

"La mer" - Dick Annegarn [videoclip] (HD)

Realicé este videoclip la semana pasada con esta canción del compositor holandés Dick Annegarn (conocido por estas latitudes recientemente por ser el de la canción de los créditos finales de La ciencia de los sueños de Michel Gondry, "Coutances") con el concepto extrapolado de lo que significa el mar en el contexto de la canción: tormenta, medio, viaje, esperanza, etc. Quise darle un toque más urbano haciendo un par de símiles con el entorno de la personaje principal (bellamente interpretado por Amaranta Fiquitiva en una de sus primeras incursiones audiovisualmente actorísticas) y con lo que acarrean las tempestades de diversos tipos en el mundo contemporáneo.

Por favor, vean el video directamente en YouTube (esto se logra haciendo dos veces clic sobre la pantalla de reproducción), pues allí está con subtítulos del francés al español y entenderán que siendo un videoclip procuré mantener una relación estrecha no sólo con el ambiente de la canción sino con la letra. Además, allí también lo podrán apreciar en Alta Definición de MilOchenta líneas de escaneo progresivo (o 1080p, como se conoce generalmente, más chévere).

¡Se agradece el ver y comentar!

24.11.10

Dos cuentos publicados.

Juan Sebastián Rubiano, estudiante de Diseño Gráfico de la Fundación Universitaria del Área Andina en Pereira, Risaralda, ha publicado dos cuentos míos (uno de ellos junto a Alejandra Pabón) en un proyecto para una de sus clases, la revista Ampersand. El primero es Hombre con hambre, cigarro (que además ilustró como parte de un proyecto aparte entre los dos) y el segundo es Ciclón (ilustrado por Manuel Valencia Restrepo y re-publicado en esta misma página hace un par de semanas).

¿Mi primera publicación en un medio externo? No, pero sí la mejor hasta ahora.




Ampersand es una revista de literatura experimental de número único que pueden ver en su totalidad aquí.

La estupidez de la caja de chicles

En busca de un bocado de gloria, caminó cuadras húmedas entre multitudes insomnes y ruedas zumbantes del ritmo deforme urbano. Cerca de él, bicicletas sin destino se peleaban un lugar en la carrera de la hora del almuerzo. En una esquina, ese escenario cualquiera, de esa calle cualquiera, un pequeño baúl de madera reciclada albergaba en sus cuadrículas varias clases de mentas, dulces de café, dulces frutales y chicles. Preguntó a su bolsillo y respondió que doscientos, el presupuesto excedente era preocupación de momentos menos angustiantes, preguntó a la vendedora y respondió que doscientos, que dos en trescientos y que tres en quinientos, pero la medida de lo justo es la absoluta eutrapelia, placido con la magia de la correspondencia en el universo metió entre sus dientes los chicles con caja incluida mascando entre tanta elasticidad de la goma el empaque de cartón delgado difícil de moldear al salivar, que se resistía a las torsiones bucales pero iba cediendo de a poco a fundirse entre la viscosidad adhesiva, mojándose sin más salida como las calles de ese día a esa hora, como sombrillas rotas de gente con pantalones encharcados, ahogándose sin afán entre las olas de la boca de la angustia, continente del angustiado que mascaba, pensando que sin molestarse del todo por la compresión entre los dientes hubiera sido de mejor provecho resguardando los fósforos de quienes cocinaban a gas ese día a esa hora en la tierra del hambre.

23.11.10

Poesía N [nosoygirondo]

©Elfoquermira - dosmildiez,

Tengo tiempos torvos

traigo tantos tinglados

tuerzo tímpanos tales

tangos tontos tiesos tangos

tuétanos tísicos tónicos

túnicas tercas transparentosísmicas

tinta tirada torpemente

en la tierra trabajada por las toses, tripas, tobillos,

sin las tazas tasadas con tisanas

más los toros terciados tajados y trozados

obviando tratos tratados toscos

ansiando trasluces transportados tras telones teatralizados,

drogándome a través de terroncitos tormentorgásmicos,

tirándome tras tomar tés de tomillo torrentista,

de terrazas taiwanesas tocadas por trombones de tonos

terroristas, terroricidas, terrorólogos, terrofóbicos, terrocráticos, terrodémicos, terroritis, terrorófagos, terrobo, me robas, te rompo y me curas, te rostro, me caras, te manos, me piernas, nos cuerpo, me muertes, te velo, me llanto, nos mato, me mueres.

muero, mujeres, muge, eres, soy, mujo, muerdo, muero, yazgo, poso, levito, te evito, y por último, empezando, me levanto y te encuentro, me busco y me caigo,

canta cuentos constipados,

cada cuerpo encajonado.

21.11.10

J'échoue - Dick Annegarn

9.11.10

Ciclón [Cadáver exquisito No. 1]

Coescrito junto a Alejandra Pabón Guerrero.
Original fechado: miércoles, diez de junio de dosmilnueve.

Ilustraciones: Manuel Valencia Restrepo, © 2010.

-----------------------

Un día un hombre se levantó de su cama, miró por la ventana y aspiró una nube negra de humo, se vistió, buscó sus mejores zapatos y salió de su hogar; con mucho afán tomó un bus que le llevaría muy lejos, pagó y bajando del vehículo miró al cielo y dijo:
"Oh, qué maravilloso cielo, daría mi vida por teñirlo a mi gusto."

Con gran determinación corrió y corrió, y cuando por fin llegó, tomó un respiro profundo, tocó la puerta y...

...se dio cuenta de que él mismo le abriría la puerta del otro lado y saldría corriendo a coger un bus para luego volver y acompañarlo a esperar mientras el tercero regresaba de su propio periplo.


Qué cruel viaje, ¿es sólo el hombre la marioneta del destino? ¿O es la vida una constante ruleta?, giras, giras y caminas al lado de tu propio yo, todos los días te conviertes en esa persona, o esa persona se convierte en ti.
Y pensaron, "¿algún día llegaré a ver el final?..."

Y el que acababa de llegar simplemente aseveró corrigiendo y algo inconsciente: "Nunca llegaremos a verlo... Oh, ahí sale él... ¿se demorará?".

"No lo sé", respondió el primero de ellos, "pero estoy harto de este juego, ver mi vida correr frente a mis ojos y acumularse personalidades me confunde y trastorna.
Tomé mi decisión, huiré."

Pero antes de irse, tomó sus zapatos y con trozos de pared les ocultó diciendo,
"Este será el símbolo del cambio, se convertirá en sepulcro de mi pasado y el nacimiento de un nuevo futuro, no descansaré hasta que la sangre de mis pies me permita sentir la libertad de la vida que me fue robada por esta ruleta".

Luego, giró.



5.11.10

La preguntadera.

¿Qué hora es en Ocoyoacac?
¿Cuántos dedos tiene una mano neardental?
¿A qué religión pertenecían Oblongo y Yogurthu Ngue?
¿Se puede decir que la velocidad de rotación de la Tierra es relativa?
¿Dónde están los restos de Manuel Quintín Lame?
¿Ya es de día en las selvas de Petén?

Ah, y la más importante: ¿mi Dios existe?