[el blog de como cuando uno suele por tendencia tratar de evitar caerse cuando como por error se tropieza con un borde de esos pequeños y escondidos y uno intenta sortear entonces la caída que le sigue y cuando sabe que no puede esquivar el golpe del piso le toca como girar para caer sobre el brazo protegiendo el pecho o con los brazos primero como queriendo ser fuertes pero el dolor igual se siente y ya cuando uno deja de pensar en cómo recibir el totazo es que se está o sobando o queriendo levantar]

25.5.11

Envalentón.

[Ya no hay vergüenza, ya no tiene por qué haberla. Se cayó de mi alféizar al cemento y de allí salió a correr para aventajar a otrx incautx del primer piso.

Por ende, hago pública esta dedicatoria. Añoraba sentirme cursi, rosa, gay, tierno, lindo, infantil, ingenuo. De cuando uno quiere que el mundo se entere de lo que uno siente, aunque luego se perciba lámpara, ruidoso, lengüilargo o boleta. Hasta impertinente. Pero qué. Ya no hay que.]


Esta canción me recordó a ti, y por ti la evoco, S.
Aun con todo lo que ello implique.


24.5.11

Inspección en la cocina.

La hoja que baja y la tira que salta,
una lengua celebra sin fuego
que este prado es sólo un juego
donde sobra tiempo y falta.

- .. . -- .--. ---

Sobra tiempo.
Lo sobra para seguir encontrándonos a la vuelta de un libro o bajo el pasto de muchos parques. Y ante todo, la risa, la gracia, la desvergüenza.

Desvergonzada.
Desvergonzados.



[clic en la foto]
[© The Staring Girl]

22.5.11

Bicicleta.

Rasco mi cabeza en mi habitación. Alguien usa el baño, tendré que esperar. La cama destendida, la cortina abajo, mis pies abajo, yo abajo. Y arriba los dedos, la pantalla, la tribulación.

Aprendí solo a montar en dos ruedas.

Encuentra más canciones de Bicicleta en Myspace Music

7.5.11

Por si no me conocen.